No lo vamos a ver todo en la vida. ¡GENIAL!

Kottke.org es una de esas paradas obligadas en mi ritual de lecturas online en lo que entro al ciberespacio. Es una colección de posts muy breves (en su mayoría), tratando más que nada con artes liberales: muchos enlaces a The New Yorker, pensamiento crítico, liobros, lectira, videos (y también trailers de algunas películas, comentarios sobnre series como The Wire y Mad Men, recomendaciones a otros blogs y jueguitos Flash para perder el tiempo productivamente). Me encanta al más allá, en serio.

Una de sus últimas entradas mostraba este enlace del blog Monkey See del sitio de la Radio Pública Nacional (NPR) de Estados Unidos (un ejemplo de cómo decir un medio público, en serio… es que creo que ni la BBC). El título es “El Triste y Hermoso Hecho de que Nos Vamos a Perder Casi Todo”, por Linda Holmes. ¿La versión corta? No lo vas a ver/leer/probar todo… ¡gracias a Dios!

Yo tengo tres libros que sugieren cosas que son tan vitales que si se te ocurre perdértelas antes de enfrentarte con el Creador, tu vida habrá sido incompleta. Como se supondrán, son 10001 Películas que Ver, 1001 Discos que Escuchar y 1001 Libros que Leer Antes de Morir. Holmes saca la cuenta de cómo sería esta hazaña si te limitas sólo a libros: si tienes 15 años, lees dos libros a la semana y lo mantienes hasta que tengas 80 años, eso quiere decir que para ese momento habrás leído 6.500 libros. Claro, está el pequeño detalle que en esos 65 años, seguirán saliendo libros, así que…

Yo soy así. O al menos lo era antes de volverme adicto a Internet. Yo me leía no dos, sino a veces tres libros a la semana. Cien Años de Soledad me lo bebí en cinco días la primera vez, semana y media la segunda. Bag of Bones de Stephen King, en cuatro días. Pero Don Quijote aún no me lo he leído. El único libro de Mario Vargas Llosa que he digerido ha sido La Fiesta del Chivo. Sólo he leído una novela de Miguel de Unamuno (Niebla) y una sola de Camilo José Cela (La Colmena, por supuesto). No he terminado ni Crimen y Castigo ni La Guerra y La Paz; no he leído nada de John Updike, Franz Kafka, J.D.Salinger, Truman Capote o ninguno de la Generación Beat.

¿Y el cine? Yo me hago llamar de cinéfilo (por algo tengo un blog de cine) pero mis puntos ciegos en ese aspecto son grandes. ¿Expresionismo alemán, tipo Nosferatu o El Gabinete del Doctor Caligari? Nanay. ¿Obras de Luis Buñuel? Nopi. Joder, ¿cine mudo? Ni una. No vi Apocalipsis Ahora sino en agosto, no vi It’s A Wonderful Life sino en diciembre… Y para no aburrirlos mucho, mejor sólo les menciono que, en cuanto a música, el último disco que compré fue Rock N Roll Jesus de Kid Rock… en 2007.

¿Ven a lo que me refiero? Y eso que no he cubierto mi lista de 100 cosas que quiero hacer antes de atravesar las Puertas Doradas. Y la simple realidad que debes afrontar es esta: a menos que te la des de James Franco y quieras hacer dos millones de cosas a la vez, no hay tiempo ni mucho menos fuerza para ver todo el espectro cultural que el universo decide parir en cualquier momento dado. Sencillamente no se detendrá para que te de tiempo de consumirlo. Y eso está bien, dice Holmes.

Es triste, pero también es… grandioso, de verdad. Imagínate si hubieras visto todo lo bueno, o si supieras de todo lo bueno. Imagínate si de verdad adquirieras todas las grabaciones y libros y películas que “deberías ver”. Imagínate si lograras pasar por las listas de todo el mundo, hasta que todo lo que no hayas leído realmente no necesitara leerse. Eso implicaría que todo el valor cultural que el mundo ha logrado producir desde que una gota de masa primordial agarró un violín es tan pequeña e insignificante que un solo ser humano se lo podría tragar en una sola vida. Eso nos haría fracasos, creo yo.

Así, nosotros los cultoadictos tienen dos opciones: o nos amargamos y nos limitamos a las comiquitas de los periódicos o estamos pendientes de consumir lo bueno que viene en nuestra dirección. Tomemos un camino poco transitado; leamos un libro basado sólo en su portada; veamos una película que no nos llama nada la atención. Si quieren guías, compren esos libros que mencioné, busquen las listas de “lo mejor del año/década/historia/última hora” que abundan en línea.

Pero sobre todo, nunca dejen la curiosidad y de tener una mente abierta. ¿Se acuerdan del experimento del violinista? Hay cosas hermosas ocurriendo a nuestro alrededor que nos estamos perdiendo ahora mismo. Escoge lo que te gusta o lo que te llama la atención, y búscalo. No quieras consumirlo todo; sólo estáte alerta en consumir lo bueno.

Anuncios

Meme: ¿Qué harías antes de partir?

¿Quiénes vieron Antes de Partir? La película del año pasado con Morgan Freeman y Jack Nicholson no fue un éxito especial en taquilla, pero a mí me tocó algunas fibras sensibles, como dije en la reseña en mi otro blog. Y bueno, he aquí el resultado de dicha inspiración.

Todo el mundo tiene un plan de vida, un conjunto de metas que uno quiere alcanzar antes de reunirse con su Creador al final de lo que esperamos sea una larga y productiva vida. Eso puede ser una familia, una empresa propia, una vivienda propia en tal zona, etc. Pero hay también eventos individuales que uno quiere vivir por cualquier razón que uno quiera, más que nada por satisfacción personal. Puede ser algo tan grandioso como pararse en el Himalaya o recibir un beso bajo la luna llena. Esa es la lista de eventos que comparto con ustedes hoy, sin ningún orden en particular ni ningún plan, y quisiera saber cuáles serían los de ustedes.
Reglas:

  • Deben ser 10, 50 ó 100 metas. Ni más ni menos.
  • Deben todas ser más o menos realistas. Claro, yo no creo que viaje a la Luna antes de morir, pero si ustedes creen que sí….
  • No pongan una fecha específica ni un orden de importancia. Simplemente que sea antes de dejar este mundo.
  • Traten de evitar cosas tan mundanas como “Quiero acostarme/besarme/pellizcarle una nalga a X celebridad”. A menos claro, que su vida esté tan llena de esos, ejem, sueños. Acéptenlo de una vez, Aura Ávila no los va a llamar.
  • Al menos cinco imágenes que ilustren sus deseos. Allá yo que puse muuuchas más. 🙂
  • ¡Compartan!

Anyway, aquí les va:
1.- Pararme frente al Salto Ángel.


2.- Nadar con una ballena
gris, jorobada o azul.

3.- Ver a mis hijos en un país próspero y con un mínimo de conflictos.

4.- Ver una película (o diez) en el Alamo Drafthouse en Austin, Texas. Alterno: el Teatro Chino de Los Angeles.

5.- Tener mi voz en un programa o película doblado. ¡Ya hice el curso! (De doblaje, digo.)

6.- Tener mi propio programa de radio.

7.- Asistir a un festival de cine.

8.- Lanzarme la caminata hasta Los Nevados en Mérida. (Aquí el mapa, cortesía de Google Maps, claro.)

9.- Viajar (en ese orden) a Japón, Australia, Tailandia, España, Alemania, Chile, Argentina o Canadá.

10.- Hacer el amor en la playa (punto extra si es de noche y luna llena).

11.- Hablar largo y tendido con mi hijo sobre la vida y la muerte. Y me entienda.

12.- Darle dos nietos a mis padres. (Esto creo que debería ser antes que ellos partan, pero bueno…)

13.- Escribir un libro.

14.- Sembrar un árbol. (Y sí, tener un hijo.)

15.- Viajar a las Islas Galápagos. Sí, para estar como en la foto. 🙂

16.- Conmoverme hasta las lágrimas con algo que me hayan escrito (niños o pareja).

17.- Ver el Guaire limpio.

18.- Pasar un día con una tribu indígena en cualquier país (mongoles, yanomamis, cheyenne, masai…)

19.- Viajar en tren.

20.- Aprender a cocinar. (BONO: preparar una cena para mi familia.)

21.- Dar un beso largo, intenso, tierno y apasionado en un sitio cómodo pero de poco espacio.

22.- Hacer el Camino de Santiago.

23.- Llevar a mis hijos a Disneylandia.

24.- Conocer la Gran Sabana.

25.- Ver los Diablos Danzantes de Yare.

26.- Asistir a la procesión de la Divina Pastora. (Bono: si en algún momento tengo que mudarme de Caracas, que sea a Barquisimeto.)

27.- Volver a San Francisco, California.

28.- Hiper-galla: Asistir a la Convención de Origami USA en Nueva York.

29.- Pararme en Ayers Rock, en Australia.

30.- Asistir a un concierto de rock en un estadio extranjero, o en un club tipo The Whisky A Go Go. (Bono: ¡ir al Whisky A Go Go!)

31.- Probar ajenjo sin consecuencias que lamentar. (Bueno, sin muchas consecuencias que lamentar.)

32.- Viajar a Rumania y conocer el castillo de Vlad Tepes (a.k.a. Drácula).

33.- Ver una película con Alfonso Molina (o cualquier crítico de cine, local o internacional, de esa altura).

34.- Tener un autógrafo de Sean Connery. 35.- Recorrer Latinoamérica, como lo hiciera el Che Guevara (uno de los pocos ejemplos a seguir del hombre).

36.- Visitar el Museo y Salón de la Fama del Rock & Roll en Cleveland, Ohio.

37.- Asistir a un juego de béisbol (no he ido aquí porque vivo en Caracas y soy magallanero, por lo tanto temo por mi bienestar físico, jejejeje).

38.- Volver a la Rivera Maya (Cancún). 39.- Amanecer en el Llano de Apure o Guárico.

40.- Entrevistar a Leonardo Padrón. Para los que no sepan, es un escritor, dramaturgo, poeta, guionista y entrevistador venezolano.

41.- Pasar un fin de semana en Los Roques (quién no, ¿verdad?)

42.- Conversar con alguna figura influyente internacional. Aspiraría que fuera Nelson Mandela, pero dudo que suceda en mi vida, por aquello de que él ya está al final de la suya. ¿Quién me sugieren? 🙂 (Por mi profesión de periodista he podido entrevistar a algunas personalidades bastante influyentes aquí en Venezuela, por eso creo que el reto es que sean internacionales. Ojalá don Arturo Uslar Piertri hubiera estado vivo cuando empecé la carrera.)

43.- Ver una de las Biblias de Gutenberg. Sólo quedan cuatro copias completas en el mundo.

45.- Visitar uno de estos museos (o todos, pues): el Louvre, la Galería Nacional en Washington, el Museo del Prado, el Museo Arqueológico Nacional de Atenas o la Galeria de los Uffizi en Florencia. BONO: ver los cuadros La Gioconda (sí, la Mona Lisa) de Da Vinci, El Grito de Edvard Munch, El Bombardeo de Guérnica de Pablo Picasso o La Persistencia del Tiempo de Salvador Dalí. 46.- Visitar la Capilla Sixtina (¿qué católico no quisiera conocer el Vaticano?)

47.- Viajar a la Tierra Santa (Israel) y de paso tratar de conocer todo lo que pueda del Medio Oriente. Incluso Iraq.

48.- Oir de mi hijo y/o especialmente de mi hija: “¿Reggaeton? ¡Odio esa vaina!”

49.- Lanzarme en parapente o paracaídas. ¡Juro que lo haré!

50.- Asistir al Lebowski Fest o al Shawshank Redemption Trail, dos festivales que celebran dos de mis películas favoritas.

51.- Contemplar un atardecer en Barquisimeto.

52.- ¡Viajar al Zulia! Sólo espero la tramitación de la visa. 😉

53.- Disparar un arma. No contra algo vivo, ojo.

54.- Tener un perro. Lo más probable es que sea un beagle, pero quisiera que fuera un pastor alemán. O un boxer. Cualquier cosa excepto un pitbull, gracias.

55.- Fotografiar a alguna especie en peligro de extinción en su estado salvaje. Por supuesto que de primero el cardenalito, pero también quisiera ver un tití león, un leopardo de Amur (sí, seguro) o un rinoceronte de Java. De primero, un cóndor andino volando en los cielos de los páramos andinos de mi país.

56.- Montar un avestruz. ¡Menos mal que no tengo que viajar muy lejos para hacerlo!

57.- Hacer un curso de fotografía. Preferiblemente con Roberto Mata.

58.- Hacer un posgrado. Preferiblemente de periodismo digital. Aquí o en el exterior.

59.- Tener una pecera de pared. Léase, toda una pared como una pecera.

60.- Tener un loro o periquito. Eso sí, nada de capturado en estado salvaje. Criado en cautiverio de manera legal: No voy a contribuir a que sigan en peligro de extinción.

61.- Viajar a las Cuevas del Guácharo, las cavernas Carsbald o las Cuevas de Altamira.

62.- Visitar las ciudades de Barcelona, Washington, Buenos Aires, Estambul, Praga, Francia, Londres o Ciudad del Cabo.

63.- Asistir a una conferencia en el exterior. No importa realmente de qué, pero quiero la experiencia de viajar por cuestión de educación.

64.- Dar una serenata. Si no a mi novia, a mi madre.

65.- Ver a mis padres cargar a sus nietos.

66.- Cargar a los míos.

67.- Volver a Nueva York.

68.- Aunque no lo crean, no tengo ningún tipo de urgencia por conocer Hawaii. Me intriga muchísimo más viajar a Fiji. Aunque si se da Hawaii primero tampoco me voy a poner bravo. Al menos me gustaría ir a un auténtico luau, pero no hay que ir a Hawaii para uno.

69.- Consideren esto una ligera trampa, porque además que va un poquito en contra de las reglas, creo que aunque realmente quisiera hacerlo es lo menos probable que suceda (sí, aún menos que ver a un leopardo de Amur): quisiera hacer el amor en una oficina. 🙂 (¡Después de horas, coño!)

70.- No me lo van a creer tampoco, pero quiero viajar a Cuba. Preferible cuando sea un tanto más, ejem, democrático, pero si es antes no me importa.

71.- Colaborar para un medio internacional. En inglés o en español. (Hay algo por ahí viniendo, pero sería bueno que me pagaran.)

72.- Publicar mis memorias (y no, no es lo mismo que escribir un libro).

73.- Escribir un perfil periodístico, ya sea de algún personaje histórico (Cipriano Castro sería a quien escogiera), actual (Pompeyo Márquez, quizá, o Alberto Barrera Tyszka) o un sitio (estuve a punto de hacer uno de la Plaza Altamira, y aún quiero hacerlo).

74.-Ver a un ave lira en estado salvaje. Esto debe ser el equivalente de ver un concierto de una sola persona.

75.- Asistir a un concierto en el Carnegie Hall de Nueva York o el Royal Albert Hall de Londres. Preferiblemente para escuchar una interpretación de los Conciertos de Brandenburgo. Un extracto:

http://www.goear.com/files/external.swf?file=7f60894

76.- Ver el antiguo sitio del Muro de Berlín.

77.- Caminar por la Gran Muralla China.

78.- Tomarme un café en la avenida Corrientes de Buenos Aires.

79.- Comprarme un libro en la Librería El Ateneo de Buenos Aires. (¿Que no les dije ya que quiero conocer Buenos Aires?)

80.- Conocer la zona de los viñedos y Valparaíso, en Chile.

81.- Pasear por el National Mall de Washington, D.C. (es la zona donde está el Lincoln Memorial, el Washington Monument y todo el conjunto del Instituto Smithsoniano). Llámenme mórbido, pero ir al cementerio de Arlington también es un sitio que quisiera visitar.

82.- Hablando de mórbido: visitar las tumbas de Jimi Hendrix (Seattle), Bruce Lee (también Seattle), John F. Kennedy (Washington) y Jim Morrison (París).

82.- Pasear por Barcelona, España, y conocer el templo de la Sagrada Familia. Aunque toda la ciudad me intriga.

83.- ¿Que no lo quiere todo el mundo? Conocer Machu Picchu. Aún más que las Pirámides de Egipto. Ah y ya tengo el placer de haber conocido Chichen Itzá.

84.- Beber en un pub escocés (o inglés). Sí, en Escocia.

85.- Comer serpiente de cascabel. En una ocasión, manejando por Miami, llegamos a una de esas tienditas al lado de la carretera y la vendían con latas de atún. Eso fue hace 15 años y aún tengo la intriga de saber a qué sabe. Eso sí, que sea legal y que me digan que las serpientes no están en peligro de extinción. ¡Hasta hay recetas! Quería también en algún momento probar aligator (o caimán) del Missisipi, pero creo que aún está en la lista de animales amenazados. Así que no.

86.- Pescar una aguja o un pez vela. Total, siempre los devuelven. Esa sería la condición. (Claro, y que no me arrastre consigo…)

87.- Viajar en globo.

88.- Caminar con mis hijos agarrado de las manos.

89.- Pasar una tarde entera con mi ahijada.

90.- Entrevistar a Jorge Drexler. No hay un músico que me parezca igualmente talentoso, humilde, auténtico y buen conversador. Y evitaría preguntarle sobre “Al Otro Lado Del Río”. Prefiero “12 Segundos de Oscuridad”.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=d301f35

91.- Pedir matrimonio de manera memorable. Algo tipo cuando Chandler le pidió a Monica, o la escena en Step Mom. Sí, así todo gallote, I don’t care.

92.- Conocer Bogotá y Cartagena de Indias.

93.- Viajar a las sabanas del Serengeti en Kenya para un safari fotográfico.

94.- Quizá el más superficial de todos, pero tener una consola propia. Preferiblemente un Playstation 3, pero cualquiera.

95.- Dormir plácidamente durante 12 horas. BONO: abrazado a mi esposa.

96.- Ver a mi hij@ dormir.

97.- Entrevistar a mis dos críticos de cine favoritos: Roger Ebert o Peter Travers. Aunque no lo crean, por proyectos inmediatos, esto quizá suceda muy pronto. Quizá.

98.- Aprender a bailar salsa. Tengo el concepto básico pero hasta ahí. ¡Eso no puede ser, chico!

99.- Conseguir el autógrafo de Stephen King. (Para los que me conocen, era como obvia, ¿no?)

100.- Y para cerrar hago trampa, pues esto es algo que NO quiero hacer antes de morir: morirme antes de hacer al menos la mitad de todas estas cosas.

Nada más me tomó cuatro días… ¿Cuántos te tomará a ti? 🙂

My Life: OST

Este tiene que ser uno de mis memes favoritos en mucho tiempo. Lo hacen así: 1. Abran la biblioteca de tu reproductor de audio y video predilecto (iTunes, Winamp, Media Player, iPod, etc) 2. Aplican la modalidad Shuffle o Aleatorio 3. Presionan Play 4. Por cada pregunta, responden con la canción que se escuche 5. Cuando vayan a responder la siguiente pregunta, presionan el botón Next 6. No se caigan a cobas y pongan lo que es.

And here we go…

  • Créditos Iniciales: Lullaby – A Perfect Circle
  • Despertar: Was It A Dream – 30 Seconds To Mars
  • Primer día de clases: Transporte – Jorge Drexler
  • Al enamorarse: Superunknown – Soundgarden
  • Escena del beso: Take My Scars – Machine Head
  • Canción de pelea: People = Shit – Slipknot
  • Graduación: Laura (Take 2) – Charlie Parker
  • Mi Gran Ruptura: Breakdown – Daughtry
  • Shockeo mental: Take A Number – Stone Sour
  • Canción Para Manejar: (Don’t Fear) The Reaper – Blue Öyster Cult
  • Reconciliación: You Will Be A Hot Dancer – Incubus
  • Flashback: Cigarettes – King’s X
  • Boda: Treefingers – Radiohead
  • Nacimiento de mi Hij@: Just What I Needed – The Cars
  • Pagando deudas: Grow Old With Me – Postal Service
  • Momento del triunfo final: I Will (Los Angeles Version) – Radiohead
  • Escena de muerte: Roxanne – The Police
  • Escena del funeral: Paradise By The Dashboard Light – Meatloaf
  • Créditos finales: Who You ArePearl Jam

¡Esto fue demasiado extraño! Hay algunas que pegaban perfecto, pero imagínense el romance de darse un tierno beso al ritmo de Machine Head… o yo muriéndome mientras al fondo Sting canta “You don’t have to SELL YOUR BODY TO THE NIGHT…” ¡Eso estuvo genial!

(Bonus: si quieren escuchar todas estas canciones y otras que tengo en biblioteca, les recomiendo abran una cuenta en Nutsie y me busquen por mi nombre de usuario, Jaycer17, y busquen “My Life: OST”. O búsquenme en Last.fm por el mismo nombre.) Esto va para… bueno, el que quiera hacerlo. ¡Anímense!

Mi primer CD

Sé que ustedes no son idiotas y no se habrán creído que en efecto grabé un CD. Pero está divertido este meme para crear una carátula de disco ficticia usando el azar de Internet. El original lo conseguí en el blog de Epifanie. He aquí las instrucciones:

1.- El título del artículo que consigas en este enlace será el nombre de tu banda.
2.- Las últimas cuatro palabras de la última cita que consigas
en este enlace será el nombre del disco.
3.- La tercera foto que aparezca
en este enlace será (oh sorpresa) la carátula en sí del disco.

Cierto, esto requiere un mínimo conocimiento de manipulación de fotos, pero para un momentico de ocio está bien. El resultado es este:


Sí, lo sé. Horrible. Pero ey, soy periodista no diseñador. Y lo hice solo.

Unidos por la amistad


Consideren lo malo que puede llegar a ser Internet. Tiempo perdido. Pornografía infantil. Asesinos o violadores. Hombres fingiendo ser mujeres. Pero ciertamente, la posibilidad de hacer amigos en la red lo compensa todo, o casi todo.

En los cuatro años que he estado metido en esto de la Web 2.0, en particular desde que estoy en Twitter, he hecho amistades con personas a las que sólo he visto en foto, o sólo he escuchado la voz. No sé si es gente con la que cuento en las buenas y las malas (aunque creo que sí), pero ciertamente ha sido gente que me ha escuchado en mis momentos más bajos. Eso va en especial para quien me mandó este regalo: la “maracucha de oro” Kikyta. Vaya este detallito a ella y alas otras personas que considero amistades mías, tanto por la red, como en la vida misma, donde incluyo a mis queridísimos compadres y a un enano que, aunque mucho me desesperara, sí que es amigo.

Jorge Torres

La Mae Nairoby

David Ludovic

My Musical Partner

Hay muchos más, y seguro más de uno me reclamará que no está en la lista, pero a ver, ¿igual no saben que el cariño es el mismo?

101 Cosas que quizá no sabían de mí (parte I)

Ah se creyeron que esto iba a tener varias partes…. Nooo, lean completico nenes.

1.- Sólo me arrepiento de una cosa en la vida: no haber hecho todo lo que estoy haciendo ahora hace diez años. Pero trato de no quejarme.

2.- El día que me prohíban pizza, sabré que empezó el conteo regresivo de mi vida.

3.- Tiendo a ser exagerado. (¿Se nota?)

4.- Mi hobby es origami, y creo que soy bastante bueno en él (aunque aún me falta mucho).

5.- Le he sido fiel a todas excepto a dos novias.

6.- Las dos novias con las que más he durado me montaron cacho.

7.- Considero al año 2000 como el único que quisiera olvidar para siempre, porque: mi papá se quedó sin trabajo, a mí me despidieron por única vez en mi vida, y las dos novias (¿hay algo con el dos?) que tuve en ese entonces me dejaron por razones muy parecidas.

8.- Una de esas novias después se arrepintió, pero ya yo andaba con otra.

9.- Sueño con publicar un libro o dos.

10.- Mi abuelo materno era un escritor semi conocido (Pablo Rojas Guardia), y mi tío, su hijo, es un poeta semi conocido (Armando Rojas Guardia).

11.- Mi abuelo paterno (Cristóbal Rodríguez Pantoja) fue uno de los locutores del Observador Creole (lo que después se convertiría en El Observador de RCTV) y frecuentemente prestó su voz para algunos comerciales de radio hasta los ’70, casi ’80.

12.- Ninguno de mis abuelos está vivo (les escribí un homenaje cuando murió mi abuelita).

13.- A veces creo en la mala suerte, aunque trato de ignorarlo. Fíjense que hablo de mala suerte en el número 13.

14.- Creo que lo más sexy (físicamente hablando) de una mujer es su vientre. Sobre todo el ombligo. No me pregunten por qué.

15.- No me gusta pensar que soy materialista, pero me deprimí mucho cuando perdí mi celular y mi cámara. De hecho, pienso en que me puedan robar el cel y siento que voy a terminar lastimado porque no me lo voy a dejar quitar.

16.- Sin embargo, he tenido amigos en sitios de clase baja, y no juzgo a quienes tienen más o menos.

17.- Mi novia actual es la única que ha tenido carro propio, en 18 años de noviazgo.

18.- También es la única “repotenciada” (algo que no me molesta para nada…)

19.- Es la segunda más joven que he tenido (dos años mayor que la más joven).

20.- Estoy decidido a ponerle a mi hija Sahara, no por el desierto, sino porque le di clase a una chama con ese nombre y de pana me gusta.

21.- Aún no decido qué nombre ponerle a mi hijo.

22.- Quisiera uno y una, aunque (1) bienvenidos como sean, y (2) me aterra tener una hija.

23.- Siento que si no estoy casado a los cuarenta (dentro de menos de cuatro años) me sentiré muy frustrado por mi vida.

24.- Soy nacido en Madison, Wisconsin, Estados Unidos. Sólo dos personas que les he dicho eso saben ubicar a Wisconsin en un mapa.

25.- A pesar de que soy ciudadano americano, no me interesa vivir en los EE UU.

26.- Mi padre trabajó varios años en la vieja PDVSA: primero en Corpoven, luego en Intesa.

27.- Entre 1985 y 2001, viajábamos todos los años o al exterior o a Margarita. Cuando era al exterior, casi siempre Miami y Orlando, pero fuimos una vez a New York, dos veces a Cancún, y una vez hicimos un viaje increíble por la costa oeste de los EE UU.

28.- Las mejores vacaciones las tuve cuando viajamos hasta San Francisco, donde estuvimos tres días. Luego manejamos por la costa de California hasta un pueblo que se llama Van Nuys (una noche) para seguir hasta Los Ángeles (tres días), y de ahí a Las Vegas (tres días) para luego volar a Atlanta (cuatro días).

29.- En el vuelo de regreso desde Atlanta, estuvimos en el mismo vuelo que dos de los integrantes de Iron Maiden, el grupo de rock favorito de mi hermano.

30.- Soy muy flexible en cuanto a gustos musicales, pero mi género favorito sigue siendo el rock.

31.- Me he dado cuenta que me gusta al menos una canción de cada género musical que existe. La excepción es la cumbia.

32.- Mi grupo favorito es Metallica. Nada me hubiera impedido verlos cuando vinieron acá –sólo la muerte. Ese concierto estuvo perfecto.

33.- A pesar de lo rockero, soy bien romántico.

34.- Le he escrito algo bonito a cada novia que he tenido y a cada chama que he querido conquistar. No sé si todas lo han apreciado… creo que sí…

35.- Aún me acuerdo del nombre de la primera chama de la que me empepé cuando chamo: Geraldine Portillo. No me paró pero ni un poquito. Bueno, digo yo… (No, no me interesa encontrarla.)

36.- Esta es mi edad biológica actual.

37.- Esta es la que tendré el 17 de julio de este año.

38.- Mi carro ideal de chamo era un Lamborghini.

39.- Mi carro ideal ahorita es una van u otra camionetica parecida. Qué vaina envejecer…

40.- No tengo problemas con andar a pie, pero Dios, cómo extraño tener carro (y sólo llevo dos semanas)…

41.- Mis gustos por carrera eran (en orden): ornitología, herpetología, biología, veterinaria, turismo, publicidad, periodismo.

42.- Cuando estaba en cuarto año, tuve una pesadilla con números caníbales.

43.- Cuando era más chamo (y hasta los 16, más o menos) me inventaba mis propias comiquitas (bueno, tiras cómicas), y estaban todos basados en comiquitas de moda. Cuando era los Transformers o los GoBots, yo tenía los Morphbots; cuando eran Mortadelo y Filemón, yo tenía a Carchuto y Fisgón; cuando era Mazinger Z, yo tenía a Lacerta; cuando era [inserte super héroe aquí] yo inventé a Atom Man (ignoraba que ya existía uno así); cuando eran los Thundercats yo inventé las Bestias Mágicas; y, por último, cuando estaba Condorito inventé a Ratín. Ninguna de estas comiquitas sobrevive hoy en día.

44.- Jamás he sido hospitalizado; lo más cercano fue cuando me dio mononucleosis cuando muy niño.

45.- Mi primera relación sexual fue a los 20 años. Fue con una novia dos años mayor.

46.- He tenido dos amistades por más de diez años: mi amiga Yhennifer, desde hace casi quince años, y mi amiga Karyeling, que acabamos de cumplir 10. Con ninguna de las dos he tenido nunca nada. Ni tendré, ¡a estas alturas no puedo verlas de otra forma sino hermanitas!

47.- A veces la extraño, pero nunca cambiaría la estabilidad de un noviazgo por la emoción de una primera cita.

48.- Soy un poco obsesivo compulsivo –tanto que me ven ordenando libros en las librerías. Supongo que por eso colecciono cosas desde que recuerdo. Actualmente son tarjetas de teléfono (celular o CANTV o internacionales… si tienen, ya saben).

49.- No es por eso, pero puedo pasar una hora en una librería sólo hojeando libros. Lo he hecho.

50.- Tengo tantos libros sin leer que he decidido no comprar más hasta julio o agosto. Ahora me estoy leyendo La Colmena, de Camilo José Cela.

51.- Me encanta el cine. Casi al punto de irracionalidad. Admito que no puedo relacionarme con una persona que no le guste el cine.

52.- Veo mal a quienes compran pirata. Aunque se me pasa casi ahí mismo.

53.- Nunca he comprado ni compraré un disco o DVD a un buhonero. Jamás. Never. N-U-N-C-A.

54. Los discos que tengo que no son originales son porque bajé las canciones o las quemé de mi colección. ¿No me creen? Los reto a que consigan un título pirata en mi colección.

55.- ¡Viva el iPod! (En mi caso, un Nano de 5ª generación de 4 GB de memoria).

56.- Prefiero el calor al frío.

57.- No me gusta que me limiten. Nada. Que me nieguen acceso a una página, que me digan que no puedo ir para tal sitio, que me obliguen a hacer una cosa de tal forma. NO. Dime que no hay otra manera, que es peligroso, y lo entenderé, pero no me limites.

58.- Me fascinan los animales. En orden ascendente, mis tres favoritos son la pantera, la serpiente, y el loro (y un escarabajo Goliat, como ñapa).

59.- Y, gran y cruel ironía, nunca he tenido perro. Periquito, hámster, tortuga, pecera, acure y conejo, en ese orden, pero jamás un perro. Por las alfombras de mi madre.

60.- Me fascina la naturaleza. Yo feliz de estar en el Ávila, la Gran Sabana, Mérida o la playa. Cualquier playa. Y entre más animales vea mejor.

61.- Me encanta la playa. Así no sea a bañarme. A bucear, a beber, a bucear y beber, o a pasar un día romántico y/o familiar. Pero dénme playa.

62.- ¿Mencioné que me encanta la playa?

63.- Me hace falta ir a la playa…

64.- Mi primer blog lo abrí en clase de Informática en la universidad en 2004. Ahora tengo cinco: Mi Mente en Letras, El Cine Tuyo, Mío y Vuestro, Caraqueños (en Blogger) y My Mind In Letters (en WordPress) y otro anónimo con mi “personalidad secreta”. 🙂

65.- Mi tesis la hice con Jorge Torres y se tituló Papel de los Blogs en el Periodismo Venezolano. Sacamos 16. Planeamos convertirla en libro.

66.- Jorge es además futuro padre de mi primera ahijada, María Gabriela. Nacerá el 7 de julio de este año.

67.- Me aterra tener una hija porque me asusta mucho el mundo que tienen que vivir las mujeres (creo que por eso las respeto tanto).

68.- Eso no quiere decir que no tenga mi faceta medio sexista. 🙂

69.- Sueño con recrear la escena de sexo de Ellen Barkin y Al Pacino en la película Sea Of Love. Oh, yeah…

70.- He estado toda mi vida con exactamente siete mujeres.

71.-Soy un amigo muy cariñoso, lo cual choca con el carácter celoso de mi novia.

72.- Sin embargo, puedo asegurarles que a esta mujer la adoro y jamás la dejaría por otro, montarle cacho o faltarle el respeto en su cara.

73.- Soy absolutamente pura joda. Pero a mis amistades las aprecio demasiado.

74.- Mi familia y Dios son lo único más grande que mi novia.

75.- Mis padres son absolutamente increíbles, pues sé que puedo contar con ellos incondicionalmente.

76.- Pero me gustaría que me dejaran pasar un poquito más de trabajo.

77.- Mi papá es tan entregado que una vez nos fue a buscar a mi hermano y a mí a una fiesta a las 5 de la mañana. De un domingo.

78.- Mi mamá es tan entregada que ella se parará a las 5 de la mañana sólo para cocinarme el almuerzo que me llevaré al trabajo.

79.- Lo agradezco muchísimo, pero me da mucha cosa que se sacrifiquen tanto por mí a estas alturas.

80.- Tengo tanto que criticarle a mi hermano que me lo voy a ahorrar, porque en realidad a pesar de todo es un tipo excelente con el que se puede contar a la hora de la chiquita para prácticamente todo.

81.- Yo le puse el nombre a mi hermano cuando tenía tres años. Cuando nació (1974) estaba llegando del hospital con mi mamá, y una señora se monta en el ascensor con nosotros. “¡Ay qué niño tan lindo!”, dice. “¿Cómo se va a llamar?” Yo, metiche aún a los tres años, digo “¡Se va a llamar Luis Mariano!” (No tan articuladamente, claro.) Luis Mariano era un personaje de una novela que yo veía con mi mamá. A ella le gustó, y se quedó.

82.- En donde yo nací (Madison, Wisconsin, en caso de que no se acuerden) hace tanto frío, que una vez que mi papá y mi mamá estaban cruzando la calle para tomar café, se le congelaron las lágrimas en los lagrimales.

83.- Una vez con siete años (creo) me hicieron una audiometría. Era simple: levanta el brazo cuando dejes de escuchar el pito en los oídos. Mis padres vieron cómo la instructora, frustrada, me lo explicó tres veces, al ver que yo alzaba la mano como mucho. Cuando me pudieron escuchar, era que yo a cada rato levantaba la mano y decía: “Ahora lo oigo…”, y la bajaba; luego la volvía a subir y decía , “Ahora no lo oigo…”, para luego volverla a subir y decía “Ahora lo oigo…”, y así iba.

84.- Durante casi todo bachillerato, yo fui el niño sometido de mi colegio. Al punto que se medio meten conmigo todavía, y me molesto en serio.

85.- La única forma que me dejaran en paz es cuando le partí la nariz a un idiota en cuarto año.

86.- Esa fue la última vez que estuve en una pelea callejera.

87.- Practiqué karate por cerca de dos años, llegando a cinta verde. Gané mi primer torneo, perdí los siguientes dos. Y aún recuerdo muchas cosas, así que no me jodan mucho.

88.- Me encantan las artes marciales, en especial capoeira, karate y kung-fu (o wu shu).

89.- ¿Saben que la lucha libre es un arte marcial? Placer culpable: me encanta la lucha libre. Ya casi no la veo, pero de vez en cuando me la tripeo aún. Sí, hijos, esa que es con Undertaker y demás.

90.- Estuve hace dos años (julio) en Quién Quiere Ser Millonario. Me gané 10 millones de bolívares, porque me retiré en la 13ª pregunta. (Ver punto 101.)

91.- Esa pregunta fue: ¿En qué ciudad de Venezuela se celebró la primera pelea de boxeo? (La respuesta más abajo.)

92.- Me encanta el conocimiento. Me deprime la gente que se limita a saber lo suyo y ya, que no tiene ninguna curiosidad por conocer del mundo. Es triste y patético que haya gente que no sepa quién fue Manuel Piar, dónde queda Ruanda, o no sepa lo que es un ornitorrinco. A lo mejor noe s el fin del mundo, pero, ¿es que se le van a caer los ojos por leer un poquito?

93.- Mi autor favorito es Stephen King. Me he leído todos sus libros excepto cuatro: From A Buick 8, Blaze (aunque éste lo escribe como Richard Bachman), y dos más que no recuerdo. El último que leí fue Lisey’s Story.

94.- Cuando éramos niños, el colegio donde estudiábamos (propiedad de la esposa del hermano de mi papá –ni llamarse tía se merece) tenía a una joven secretaria aspirante a escritora que estaba exiliada de Chile. Hace como dos meses, mi madre consiguió una primera edición de su segunda novela autografiada por ella. Dice: “Para Silvia y Lionel, con cariño: Isabel.” Sip: tengo una primera edición autografiada de De Amor y de Sombra de Isabel Allende. ¡Más na’!

95.- Tengo tres libros autografiados más: la biografía de Rómulo Betancourt de Manuel Caballero, y dos libros por el periodista Roberto Giusti. ¡Y no he leído ninguno de los tres!

96.- Odio las confrontaciones. Cuando llegan, hago lo posible por evitarlas. Cuando no queda otra, ahí sí —hasta la victoria.

97.- Soy bastante paciente (sobre todo como novio), pero la vida en Caracas me saca de quicio. Estamos rodeados de demasiados abusadores, de demasiada gente pendiente de ellas mismas y de más nadie. No pasa un día que no le esté formando peo aunque sea mental a alguien.

98.- Odio la mediocridad. Y el abuso, el individualismo exagerado, el egoísmo, la impuntualidad y la procrastinación son ejemplos de MEDIOCRIDAD. Sobre todo la impuntualidad.

99.- Durante cinco años di clases de inglés, y me convencí que los chamos hoy en día están mal. Muy mal, académicamente hablando. Y los adultos no ayudan.

100.- Me esfuerzo como que demasiado por caerle bien a la gente; es porque tengo miedo a no tener amigos.

101.- La primera pelea de boxeo en Venezuela fue entre un gringo y un panameño, y fue en Maracaibo. ¡Y lo divertido es que yo decía que era Maracaibo, pero no me arriesgué!

Y bien. Ese soy yo, en 101 líneas. ¿Qué opinan?

Conociendo entre letras

La Najla nos encomendó este muy original meme con doce preguntas para conocernos mejor. ¿El truco? Se deben contestar las preguntas usando títulos de canciones de un artista en particular —un solo artista.

No ‘ta fácil. Pero aquí vamos.

Los escogidos para contestar el siguiente meme no podían ser otros: Metallica.

1.- ¿Cómo te describirías?
Sin arrepentimiento (No Remorse)

2.- ¿Cual consideras es tu mayor cualidad?
Hombre amante (Loverman)

3.- ¿Tu peor defecto?
Amigo de miseria (My Friend Of Misery)

4.- ¿Dónde quisieras estar ahora?
A donde quiera que yo vague (Wherever I May Roam)

5.-Declarar un sentimiento hacia alguien que quieres.
Nada más importa (Nothing Else Matters)

6.- ¿Tu relación amorosa ideal?
La memoria se queda (The Memory Remains)

7.- ¿Cómo es tu vida?
Voltea la página (Turn The Page)

8.- ¿Qué pedirías si tuvieras sólo un deseo?
Héroe del día (Hero Of The Day)

9.- Escribe una frase famosa de alguna canción.

Yo te ocuparé, yo te ayudaré morir, ahora corro por ti, ahora también te rijo.
(I will occupy, I will help you die, now I run through you, now I rule you too)

10.-Una despedida.
Entra el arenero (personaje ficticio que rije los sueños). (Enter Sandman)

11.-Si tuvieras la oportunidad de decirle alguien a quién amas y que se aleja de tí, ¿Que dirías?
La Cosa Que No Debería Ser (The Thing That Should Not Be)

12.-Letra de una canción que te despierte sensaciones o sentidos.
Mama Said

¡Listo! Ahora le paso tarea a Sirena2903, al Compadre y a la Comadre. Claro, cuando tengan chance. 🙂